¿Cuáles son las causas de la ambliopía u ojo vago?

La ambliopía u ojo vago se da cuando un ojo tiene una agudeza visual reducida (manifestándose como visión borrosa) y el otro ojo ve normal, pero el cerebro solo procesa la visión de este ojo, también llamado dominante. 

Cualquier cosa que obstruya la visión en cualquiera de los ojos durante el desarrollo de un niño tiene el potencial de causar ojo vago. Aunque las razones no están claras, el cerebro suprime las imágenes provenientes del ojo más afectado.

A continuación se muestran ejemplos de algunas posibles causas.

Estrabismo

Este es un desequilibrio en los músculos que colocan el ojo que hace que los ojos se crucen o se vuelvan hacia afuera. El desequilibrio muscular hace que sea difícil para ambos ojos seguir objetos a la par. El estrabismo puede ser heredado o ser el resultado de miopía, una enfermedad viral o una lesión.

Ambliopía anisometrópica

Se trata de un error de refracción; ocurre cuando la luz no se enfoca correctamente y se mueve a través del cristalino del ojo. Los errores de refracción se producen debido a la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, en los que la superficie de la córnea o el cristalino es desigual y causa visión borrosa.

Un niño con ambliopía anisometrópica tendrá más hipermetropía o miopía en un ojo que en el otro, lo que desencadenará que se  desarrolle una ambliopía en el ojo más afectado.

Ambliopía por privación de estímulo

Esta es la forma menos común de ambliopía. Un ojo no puede ver y se debilita. A veces, ambos pueden verse afectados.

Esto puede deberse a:

  • Una úlcera corneal, una cicatriz u otra enfermedad ocular.
  • Una catarata congénita, en la que nace un bebé con opacidad del cristalino
  • Párpado caído
  • Herida en el ojo por causas externas
  • Cirugía de ojo

Conoce los casos de pacientes que se han recuperado de la ambliopía con Dicopt descargando el siguiente ebook