La tecnología, una gran aliada en sanidad

La tecnología, una gran aliada en sanidad

La tecnología ha llegado a la sociedad para quedarse, eso es algo que tenemos claro. Desde hace un tiempo la tecnología ha cambiado casi todos los ámbitos de nuestra vida; desde cómo relacionarnos, como comprar hasta cómo abrir la puerta de nuestra casa.

Es cierto que hay sectores en los que está costando más que lleguen avances tecnológico o que nos da miedo cambiar de lo analógico a lo tecnológico. Uno de esos campos en los que no nos fiamos tanto de la tecnología es en la salud. Parece que si no nos ve un médico o si no tenemos delante al paciente, no le vamos a tratar igual o se puede escapar algo, ¿es así realmente? NO.

Es cierto que hay citas con especialistas que son necesarias pero no el 100% de las visitas que hacemos a un médico lo son, de hecho lo estamos viendo desde la llegada de la Covi19.

La tecnología ha estado impulsando una revolución en la atención médica. Las herramientas de salud digitales tienen el enorme potencial de mejorar la capacidad para diagnosticar y tratar enfermedades con precisión y mejorar la prestación de atención médica para el paciente.

Las tecnologías de salud digital utilizan plataformas informáticas, conectividad, software y sensores para el cuidado de la salud y usos relacionados. 

Las herramientas digitales brindan a los profesionales un mayor control sobre la salud de sus pacientes ya que hay algunas que permiten ver los avances a tiempo real sin necesidad de que el paciente pase por la consulta. En el caso de especialistas, no sería necesario que el paciente se trasladara cada X tiempo para ver los avances y la mejoría, con hablar con él y ver los parámetros marcados, sería necesario.

Algunos de los beneficios que los sanitarios están percibiendo de la tecnología aplicada a la salud son los siguientes:

  •       Optimización del tiempo
  •       Mejor calidad en la atención de los pacientes que realmente necesitan ser vistos o cuando tienen que acudir a sus citas
  •       Reducción de costos.
  •       Tratamientos y seguimiento más especializado para el paciente
  •       Mejor acceso a los datos por parte de los pacientes. Podrán ver sus avances igual que el médico, al estar informado siempre se verá más motivado a seguir mejorando.

Conoce cómo la tecnología de Dicopt te puede ayudar a digitalizar la terapia visual para tus pacientes. Descarga el siguiente ebook